WORKS & DREAMS Educación Villanueva De La Cañada Madrid

Apuesta siempre por el conocimiento

WORKS & DREAMS Educación Villanueva De La Cañada Madrid

El conocimiento es  Éxito

WORKS & DREAMS Educación Villanueva De La Cañada Madrid

Motivación, Objetivos y Esfuerzo

WORKS & DREAMS Educación Villanueva De La Cañada Madrid
¿Por tu tranquilidad?....
WORKS & DREAMS Educación Villanueva De La Cañada Madrid
Cumple con la Ley
WORKS & DREAMS Educación Villanueva De La Cañada Madrid
Para el crecimiento de tu negocio
apuesta por las nuevas tecnologías

La formación bonificada en cinco puntos

23/06/2016

Las empresas que invierten en la formación de sus trabajadores habitualmente suelen ser las que responden de un modo más competitivo al mercado. Es por este motivo que aunque se tengan pocos recursos económicos nunca hay que dejar de dedicar parte de los ingresos a la formación. Y para ayudarnos a conseguir esto, ya hace tiempo que existe una solución: la formación bonificada.

Este tipo de formación es la que ofrecen las empresas a sus trabajadores y está financiada con la cotización a la Seguridad Social que estos hagan en concepto de formación profesional. El dinero que pueden destinar a formación irá condicionado por este concepto y por la plantilla media de la compañía.

De esta manera, lo primero que tendremos que tener en cuenta cuando hablemos de este tipo de formación es que la empresa siempre será la primera que tendrá que abonar el importe de la formación en la cotización a la Seguridad Social. Luego podrá bonificarse este importe y recuperarlo si el trabajador se apunta al curso y lo aprueba.
Lo segundo que hay que tener muy en consideración es que esta cantidad destinada a la formación no se acumula para el año siguiente si los trabajadores no la disfrutan. Esto quiere decir que si decidimos pagar este dinero extra para la formación de nuestros empleados tendremos que apuntarlo a un curso sí o sí.

Todo esto nos lleva a comentar el punto tres que hace referencia al hecho que la formación bonificada no es ni subvencionada ni gratuita, sino financiada. La empresa asume una parte de la formación de sus trabajadores en relación con su contribución y su tamaño (La bonificación va del 100% en el caso de empresas de menos de nueve trabajadores hasta el 50% en el caso de las que tienen más de 250 empleados).

Lo que hay que tener en cuenta en cuarto lugar es que existe una cantidad mínima de bonificación de 420 euros por año y que las pymes tienen prioridad para obtener este crédito de ayuda a la formación. Del mismo modo que trabajadores con baja cualificación, mujeres, mayores de 45 años y personas con discapacidad.
En quinto y último lugar deberemos guardar la documentación relacionada con la formación durante los cuatro años siguientes a la celebración del curso. En cualquiera de estos años, la administración nos los puede solicitar para comprobar si realmente merecemos que nos bonifiquen las cuotas de la Seguridad Social.

La formación es una herramienta que los trabajadores tienen para mejorar a nivel profesional y para hacer que sus empresas sean más competitivas y más rentables. Por lo tanto, merece la pena aprovechar todas las oportunidades que tengamos a nuestro alcance para disfrutar de una. Y, sin duda, la formación bonificada es una gran ocasión para hacerlo a un coste muy económico.